TRAMOYA TEATRO

Prácticas en la Tramoya 2

Prácticas en la Tramoya

¿Alguna vez te has preguntado cómo es un día en nuestra escuela? - Prácticas de empresa

Prácticas en la Tramoya 3

Hola, soy Wika, y estoy de prácticas en la empresa de la Tramoya. Os quiero contar desde mi visión, cómo estoy viviendo esta experiencia.

Después de medir la temperatura y desinfectar las manos en la puerta de acceso, nuestros profesores te recibirán en una de nuestras salas de teatro.

Con nuestras listas de asistencia, nos aseguramos de que todos los participantes del curso estén presentes. ¡Así podemos informar a todos los que faltan para que todos estén siempre al día con la materia!

Sobre todo, las clases contienen una cosa: ¡variedad! Ya sea saltando, bailando, gateando o simplemente corriendo por la sala, ¡aquí uno nunca se aburre! Aprovechamos al máximo el espacio que tenemos creando mundos de fantasía donde la creatividad y la actuación se pueden vivir al máximo.

Independientemente de si estamos luchando contra animales peligrosos en el bosque o celebrando la boda de la pareja real, una cosa es segura: ¡siempre hay aventura!

Lo que hace que nuestro teatro sea tan especial, sin embargo, no es solo el hecho de que ofrecemos a los estudiantes un espacio para expresarse físicamente, sino también que siempre valoramos la mejora individual de cada estudiante.

Ponemos especial cuidado en dedicar el tiempo suficiente a cada alumno. Los sentimientos también se discuten durante la clase, ya que es importante para nosotros que todos se sientan cómodos y se diviertan aprendiendo.

Preguntas como “¿Cómo te sentiste en el escenario?”, “¿Que habéis visto?” o “¿En algún momento te sentiste incómodo?” no solo ayudan a ser consciente de su presencia como actor, sino también a prestar más atención a sus compañeros y a crear un buen ambiente entre ellos.

También creamos espacio para alejarnos del estrés cotidiano tumbándonos en el suelo. Al final de la clase realizamos ejercicios como “viaje de ensueño”. Escuchamos música relajante y simplemente desplegando nuestra imaginación con los ojos cerrados, mientras los profesores cuentan sobre lugares de ensueño.

Hacia el final de la clase, las personas se colocan en círculo para hablar sobre la lección y todos son libres de expresar comentarios, críticas, pensamientos emocionantes y nuevas ideas.

Debido a que las fotografías se toman durante la clase y luego se publican en nuestras redes sociales, nuestros alumnos siempre tienen un punto de encuentro digital, que ofrece una visión de los otros cursos, además de proporcionar material que pueden compartir con sus amigos y familiares.

Ahora que ya sabes cómo trabajamos y cómo lo estoy viviendo, ¿Qué te parece lo que hacen aquí en la Tramoya? Para mi ha sido una experiencia genial y espero poder repetirla pronto. Se lo recomiendo a todas las personas/estudiantes que quieran iniciarse con unas prácticas profesionales.

¡¡Somos La Tramoya Teatro !!

Wika.

Síguenos en Facebook

Abrir chat